Augusta Foss de Heindel

jueves, 18 de noviembre de 2010

LA REVOLUCIÓN EN PENSAMIENTOS RELIGIOSOS




The Rosicruciam Fellowship Oceanside, California, U.S.A.

LECCIÓN MENSUAL PARA LOS ESTUDIANTES

Por la Sra. de Max Heindel

Febrero 1 de 1936

LA REVOLUCIÓN EN PENSAMIENTOS RELIGIOSOS

En un mundo cambiante de hoy hay un levantamiento constante, un cambio de pensamientos parecido a la arena movediza en las costas del poderoso mar. El pensamiento humano es maleable a los cambios tanto en el mundo visible como en el invisible; y la mayor parte de los hombres tienen pocos dominios sobre los pensamientos. El hombre es mentalmente aún un niño, y su cuerpo mental es solamente una nube tenue.

El nacimiento del hombre en el mundo físico es un evento cuadruplo, como no dice Max Heindel; él es dotado primero de un cuerpo físico; entonces durante los siete años primero ha de construir un cuerpo vital; en el segundo período de siete años construye el cuerpo del deseo que es completamente formado a la edad de catorce años, cuando la naturaleza animal es muy indisciplinable, lo que se nota en un niño entrado en la pubertad. Son indisciplinados sus deseos y las facultades mentales no pueden refrenar estos deseos; él es todavía un niño mentalmente, aunque tiene cuerpo de hombre hecho, y gobernar al niño es con demasiada frecuencia un problema difícil.

Entre las edades de 14 y 21 empieza él a construir la cuarta capa, el cuerpo mental, que es todavía tenue. Siendo este el último vehículo adquirido, es aún en la condición mineral, por esto tiene el hombre que trabajar con materia muerta en la construcción de la mente; esta materia recogese a cada renacimiento en un cuerpo físico. La mente es un instrumento necesario para enseñar al ego a dominar los deseos. El animal es guiado enteramente por el instinto, más el hombre, un ser presente, está desarrollando lentamente su cuerpo mental que en algún tiempo lo será de ayuda más importante que en estado presente en que no ha llegado a ser un cuerpo.

Cuando el hombre llegue al estado de evolución en que comprenda que no debiera responder enteramente a los deseos y emociones y que la mente debiera aprender a ser maestro, este tenue cuerpo mental empezará a tomar forma.

Al presente al hombre está en el umbral de un período mundial en que debe ir con la terrorífica marcha adelante del sistema educativo. Los éteres que envuelven la tierra están llenos de un nuevo elemento vibrante que responde al signo eléctrico y mental de Acuario; esta vibración de una nueva era penetra todo, de manera que se esfuerza la humanidad a coger cada oportunidad de perfeccionarse mentalmente. Por ser el cuerpo mental, como antes dicho, una pequeña nube. No están gobernados siempre los pensamientos del hombre, y están propensos a salir por una tangente, cogiendo nuevas ideas, ahora por un impulso desenfrenado esforzandolas a otros, ahora tan impulsivamente dejándolas para adoptar una nueva idea.

verdad, hallamos la misma condición de inquietud. Se escribe mucho










"Sólo necesita saber una cosa el mundo,
Hay un bálsamo único para el color humano;
Una senda sola conduce al cielo.-
La senda de la simpatía humana y del amor"

* * *

Extraído de:

No hay comentarios:

Publicar un comentario