Augusta Foss de Heindel

sábado, 30 de octubre de 2010

Rejuvenecimiento





Rejuvenecimiento

Mucho hemos leído en las revistas acerca del rejuvenecimiento a
base de injertos de glándulas animales en el hombre para recuperar
su juventud. Si esto se extendiese en forma masiva, la próxima generación
tendría tendencia a albergar niños con enfermedades
degenerativas y las instituciones estarían colmadas con pervertidos
mentales. Los animales a los que se le extraen estas glándulas, la cabra
y el mono, se multiplican rápidamente y naturalmente habría un
mono, se multiplican rápidamente y naturalmente habría un efecto degenerativo
sobre el hombre y sería muy absurdo que se deje hacer esto
sobre su cuerpo. Además, este rejuvenecimiento es por un período
corto de tiempo. Si el hombre continúa viviendo la vida de los sentidos,
pronto disiparía la nueva energía que debería recuperar de tiempo en
tiempo.

Mas existe una fuente de juventud, un elixir de vida, y esa es
nuestra alimentación y nuestros pensamientos. Si viviésemos una vida
sencilla sin mezquindades, comiendo alimentos ligeros como vegetales
y frutas, prestando atención a nuestros deseos, no sacrificaríamos
la vida de ningún animal para recuperar nuestra energía derrochada.

Ponce de León buscó la fuente de la juventud perpetua en tierras remotas,
mientras que contaba con dos copas diminutas en su propio
cerebro, de las cuales si hubiese pagado el precio por hacer un intercambio
de la vida mundana de los sentidos por una vida espiritual de
pureza, seguramente se le hubiese dado el elixir de la vida.

* * *

ASTROLOGÍA Y GLÁNDULAS ENDOCRINAS - Augusta Foss Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario