Augusta Foss de Heindel

sábado, 30 de octubre de 2010

La Observación Espiritual


La Observación Espiritual

La escritora ha sido privilegiada en observar, bajo la tutela del
Maestro, estas dos Glándulas Endocrinas en acción. El tiempo y la
oportunidad fueron preparados idealmente, y el sujeto observado fue
una persona viva. Ambos órganos estaban bastante agrandados por lo
que aportaron una maravillosa claridad en nuestra observación.

Observemos a este sujeto, una mujer en meditación espiritual
que ha vivido una vida pura y casta, con elevadas aspiraciones y cuyo
alimento por años consistía en frutas, vegetales y cereales. El Cuerpo
Pituitario, que es el primero que registra estas aspiraciones, se agranda
mucho. El lóbulo posterior se da vuelta con su cuello formando un
embudo alargado con una boca abierta en su extremo. De esta boca
exuda el gas de un color azul pálido, mezclado con un suave color rosa
y amarillo. La columna espinal está llena de un éter azul pálido
mezclado con tintes rosas y amarillos. Después de que este gas
abandona la médula oblonga e ingresa a la Glándula Pineal, se torna
de un hermoso color azul, tal como uno puede ver colgando de las
montañas después del ocaso. La Glándula Pineal se agranda con el
vértice de su cono virando hacia el Cuerpo Pituitario. El pequeño accesorio
de piel en el extremo de esta última, como se mencionó en el
capítulo anterior, se agranda y emite una pequeña llama similar a la
llama azul de un encendedor. Estos dos órganos vibran a una mayor
velocidad y se inclina el uno hacia el otro, sobre el tercer ventrículo.

Este ventrículo es una cavidad oblonga que se aloja sobre los tálamos
ópticos. Cuando el aspirante ha llevado una vida pura, el ventrículo
aparece ante el ocultista como un hornillo de dorado resplandor. Desde
aquí se controla la vitalidad al cuerpo
La Glándula Pineal, como ya se ha indicado, tiene la apariencia
de un órgano masculino pequeño, mientras que el Cuerpo Pituitario
con su boca abierta, se asemeja al órgano femenino. Podemos ver
que la ciencia tiene razón cuando trata de probar que estos órganos
están directamente relacionados con las funciones cerebrales y de los
órganos de generación. Extienden su influencia directa en el hombre
sobre los dos extremos de la médula espinal, ¿acaso el sexo pervertido
no deviene en degeneración?

La conservación de los fluidos vitales y la vida casta, fortalecen
el cerebro, y estas dos Glándulas Endocrinas se agrandan, mas en el
sensualista se atrofian. La cierta está en lo cierto en su aseveración de
que estos órganos son más grandes en los niños y las mujeres, como
así también en los hombres que llevan una vida pura.


* * *


ASTROLOGÍA Y GLÁNDULAS ENDOCRINAS - Augusta Foss Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario